*

Córdoba

Portada  |  23 septiembre 2022

“Blas alcanzó a decir que le pegaron un tiro; no le creí”, declaró un amigo

Mateo Natali, uno de los cuatro ocupantes del auto en el que viajaba la víctima fatal, relató en el juicio el momento del ataque de los policías. Sostuvo que fue tratado como un delincuente.

Mateo Natali, uno de los cuatro amigos que estaba en un auto con Valentín Blas Correas (17) cuando fue asesinado de un balazo policial en agosto de 2020 en la ciudad de Córdoba, relató los momentos previos al ataque, y aseguró que lloraron y gritaron porque no sabían qué estaba pasando hasta que la víctima les dijo "me pegaron un tiro".

"Hoy todavía me cuesta entender lo que pasó, que mataron a uno de mis mejores amigos y que también me podía haber pasado a mí", manifestó el joven al declarar como testigo ante el jurado popular y el tribunal técnico de la Cámara 8va. del Crimen en el juicio a 13 policías por el homicidio de Blas y el posterior encubrimiento.

Natali relató la secuencia previa al crimen de esa madrugada del 6 de agosto de 2020, cuando él, Blas y otros tres amigos se habían juntado para ir a un bar y en momentos en que se trasladaban por la avenida Vélez Sarsfield al 4500 tuvieron un incidente de tránsito menor y cruzaron unas palabras con dos personas que iban en una moto y patearon el espejo del Fiat Argo, que manejaba su amigo Juan Cruz Camerano Echavarría (20).

"Pensé que los de la moto nos querían robar", recordó el testigo, quien agregó que, más adelante, observaron que los motociclistas pararon en un control policial, por lo que intuyó que algo sobre ellos le dijeron a los efectivos.

El testigo agregó que, al acercarse a un segundo puesto de control, los policías les hicieron señas para que bajaran la velocidad, por lo que el conductor Camerano Echavarría se acercó despacio.

"Yo me agacho, luego siento que acelera, escucho disparos y vidrios del auto que se rompen (...) Lloramos y gritamos. No sabíamos qué estaba pasando. Todo fue muy rápido", declaró.

"Blas me dice 'me pegaron un tiro'. No le creí", relató, tras lo cual dijo que con otro amigo, Cristóbal Bocco (20), se bajaron de automóvil y advirtieron que el adolescente estaba herido y "ya no podía hablar".

En otro tramo de su testimonio, que continuaba pasado este viernes al mediodía, el joven denunció que, cuando tuvo que denunciar lo ocurrido ante la Policía, lo "maltrataron".

"Me trataron como un delincuente. Me preguntaron por el arma que llevábamos en el auto y le dije que no teníamos ninguna. Que no habíamos hecho nada", aseguró.

"Después de dos años ya me acostumbré a vivir con este sufrimiento. Fue todo muy injusto, para mí, para mis padres y para los padres de Blas", expresó.

"La muerte de 'Hueso' -como lo llamaban a Blas- me jodió la vida ciento por ciento. Compartíamos mucho tiempo", remarcó.

Fuente: Télam.

Comentarios