*

Salud

Portada  |  19 mayo 2022

Hipertensión Arterial: ¿Una enfermedad silenciosa?

Se trata de una de las enfermedades más frecuentes en Argentina, potencialmente mortal y discapacitante que está afectando a 1 de cada 3 adultos en nuestro país.

La presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre al cuerpo. Cuanto más alta es la tensión, más esfuerzo tiene que realizar el corazón para bombear.

La hipertensión arterial es una patología crónica en la que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo que puede dañarlos. Si se deja sin tratamiento, la presión arterial puede llevar a muchas afecciones médicas como enfermedades del corazón, accidente cerebrovascular, insuficiencia renal, problemas en los ojos y otros problemas de salud.

Las lecturas de la presión arterial generalmente se dan como dos números. El número superior se denomina presión arterial sistólica y el número inferior se llama presión arterial diastólica. El rango normal es el que se encuentra entre los valores 140/90, es decir, menor a 140 y mayor a 90 mm.

Los hombres tienen más predisposición a desarrollar hipertensión arterial que las mujeres hasta que estas llegan a la edad de la menopausia. A partir de esta etapa la frecuencia en ambos sexos se iguala.

La predisposición a desarrollar hipertensión arterial está fuertemente vinculada a los factores genéticos, hereditarios. Otro factor que influye sobre las cifras de presión arterial es la edad, de manera que a partir de los 60 años los controles deben ser minuciosos, debido a que tanto la presión arterial sistólica o máxima como la diastólica o mínima aumentan con los años.

Se dice también que uno de los principales enemigos de la presión arterial es la sal. Lo que sucede es que este mineral contiene cloruro de sodio, un elemento que produce la retención de líquidos por parte del organismo, lo cual ocasiona el aumento del volumen de sangre, y por tanto, de la presión arterial. Es por esto que debemos prestar mayores cuidados y regular la cantidad de sal que añadimos, porque la mayoría de los alimentos ya traen consigo un contenido de sal natural.

Es muy importante que las personas hipertensas comprendan que, en beneficio para su salud, deben hacer ajustes en su estilo de vida. De nada sirve tratar farmacológicamente esta condición, si no se hacen cambios importantes en la dieta diaria, si no se realizan actividades físicas de manera regular y no se controlan diariamente su presión arterial.

Para conocer más sobre la hipertensión, cómo detectarla y cómo prevenirla, mirá este episodio de Salud en 3 Minutos junto al Dr. Diego Martínez, Cardiólogo y Presidente del Comité de Hipertensión Arterial de la Federación Argentina de Cardiología.

Comentarios