*

Salud

Portada  |  09 septiembre 2022

Hablamos de Artritis Reumatoidea una enfermedad crónica, dolorosa y potencialmente discapacitante

En la Argentina unas 400.000 personas padecen la enfermedad y a nivel global se estima que afecta a entre el 0,5% y 1% de la población mundial, es decir más de 20 millones de personas

Vivir con Artritis Reumatoidea (AR) puede ser desafiante. Los dolores recurrentes, la visita a múltiples consultorios médicos, el impacto del diagnóstico hace que conservar una vida social y laboral como la que traían se torne un gran desafío.

Pero no es imposible, siempre que se trate de un diagnóstico y un tratamiento temprano, con la ayuda de los especialistas la persona puede adaptarse a su nueva realidad.

 Se desarrolla con más frecuencia en mujeres que en hombres entre los 20 y 50 años. Si bien es más habitual su detección en la edad adulta, puede afectar también a niños y jóvenes.

Lo que está claro es que la AR todavía despierta mucha confusión e incertidumbre.  Desde el desconocimiento, a menudo se asocia como un síntoma inevitable de la vejez, mientras que las investigaciones revelan una realidad muy diferente.

La artritis reumatoidea es una enfermedad crónica, dolorosa y máximamente discapacitante. Vivir con ella puede ser desafiante, pero a veces también es complejo ponerse en el lugar de los pacientes y entender realmente todo lo que atraviesan en su recorrido con la enfermedad: los dolores recurrentes, la visita a múltiples consultorios médicos, el impacto del diagnóstico, aprender sobre la patología, iniciar un tratamiento para sentirse mejor y, mientras tanto, conservar una vida social y laboral lo más parecido posible a la que tenían antes del diagnóstico

La artritis reumatoidea se caracteriza por la inflamación, el dolor y la rigidez de las articulaciones en manos, muñecas, pies, hombros, rodillas y caderas. Hoy ya no es lo más habitual, pero, si no se la trata a tiempo, puede progresar hacia la deformidad articular y discapacidad. Por eso, los primeros desafíos siempre son el diagnóstico y tratamiento temprano, pero luego hay que adaptar la vida a la nueva realidad, como le sucede a la protagonista de esta serie

Aspectos claves sobre esta enfermedad

  • Rigidez matutina: a las personas con AR que aún no tienen diagnosticado o que no tienen su enfermedad adecuadamente controlada, suele costarles levantarse de la cama cada día, lo que se conoce como ‘rigidez matutina’ de sus articulaciones. A su vez, tampoco pueden manipular objetos para, por ejemplo, preparar el desayuno o bañarse, pero esa dificultad va cediendo durante el transcurso de la mañana. Se aconseja la consulta médica de inmediato si aparecen manifestaciones de este tipo.
  • No demorar la consulta: hay que actuar rápido, algunos pacientes pueden desarrollar, en pocos meses, secuelas óseas que causan deformidad articular visible y, sin el tratamiento adecuado, podrían sufrir secuelas irreversibles a los pocos años. Afortunadamente, son cuadros que se ven cada vez con menos frecuencia
  • Impacto en otros órganos: Si bien la AR afecta sobre todo las articulaciones, el mismo proceso inflamatorio puede impactar a nivel pulmonar y cardiovascular. Con la medicación adecuada, se lograría reducir la inflamación de los tejidos involucrados.
  • La diferencia con la artrosis: son términos parecidos, pero enfermedades reumáticas diferentes. En la AR lo que sucede es que dentro de la articulación se va generando una sustancia llamada pannus, que va erosionando el hueso hasta deformarlo por completo. La artrosis, en cambio, aunque tiene un componente inflamatorio y presenta dolor, es una condición que suele aparecer luego de los 50 años y se caracteriza por el desgaste articular.

 

En este episodio de Salud en 3 Minutos, hablamos sobre esta enfermedad que afecta a tantas personas con la Dra. María Celina de la Vega, Presidenta de la Sociedad Argentina de Reumatología, quien nos cuenta todos los detalles de esta enfermedad y nos alienta a realizar la consulta, porque con un diagnóstico temprano se puede volver a mantener el estilo de vida que llevaba la persona antes de aparecer la enfermedad.

Comentarios