*

Internacionales

Portada  |  06 julio 2022

Tragedia en una ruta brasileña: padre e hijo argentinos murieron cuando despistó un micro

Las víctimas, padre e hijo de 61 y 33 años, ambos cordobeses, viajaban desde Argentina con destino Venezuela.

Dos argentinos, padre e hijo, murieron el lunes como consecuencia de un accidente de tránsito en una ruta brasileña que atraviesa el estado de Mato Grosso.

Las víctimas faltales son Luis Sergio Giordano y su hijo, Franco Martín Giordano, de 61 y 33 años, quienes viajaban a bordo de un micro que se dirigía de Argentina a Venezuela con otras ocho personas a bordo.

Según trascendió, el colectivo despistó, salió de la ruta y colisionó contra un montículo de piedras. Luis Sergio Giordano, una de las víctimas fatales, conducía el vehículo mientras que su hijo viajaba como acompañante.

Si bien todavía faltan detalles en la investigación, se llegó a corroborar que el conductor perdió el control del vehículo en la ruta BR-364, en la región de Sierra de San Vicente, entre Cuiabá y Rondonópolis, en el estado de Mato Grosso.

Las víctimas eran cordobeses, oriundos de la localidad de La Cruz, en el departamento de Calamuchita. Luis Giordano, por su parte, estaba ligado al PRO local.

Según los medios brasileños, ambos fallecieron en el lugar.

Desde Argentina, Javier Pretto, presidente de PRO Córdoba, expresó: “Por medio de la presente, queremos expresar nuestras condolencias a la familia y amigos del dirigente Sergio Giordano y su hijo Francisco. Acompañamos en este difícil momento y los recordaremos con un gran aprecio y respeto”.

En tanto, las autoridades brasileñas intentan establecer si el resto de los pasajeros eran familiares de las víctimas. Los ocho acompañantes fueron trasladados con heridas leves, entre ellos, cuatro menores de edad; lo que aún resta establecer es si se trataba del paseo de un grupo familiar o de una excursión turística.

La prensa de Brasil deslizó la posibilidad de que el accidente haya ocurrido por una falla mecánica en el transporte. Aunque no se descarta una posible falla humana ya que el vehículo viajaba de noche y el conductor podría haberse quedado dormido.

En el lugar trabajaron rescatistas del grupo salvamento y personal de servicios de emergencias brasileños. 

Fuente: NA

Comentarios