*

Internacionales

Portada  |  18 mayo 2022

Adolescente le mintió a su madre, se fue de vacaciones y desapareció: a 13 años, hallaron su cuerpo

Las autoridades de Carolina del Sur (Estados Unidos) informaron el hallazgo del cuerpo de una adolescente de 17 años de Nueva York que desapareció durante las vacaciones de primavera hace 13 años.

Raymond Douglas Moody, un delincuente sexual de 62 años con un amplio historial fue acusado por el asesinato, secuestro y violación de Brittanee Drexel.

La menor fue vista por última vez en abril de 2009 cuando caminaba entre hoteles en Myrtle Beach.

Según la Policía, el cuerpo de Drexel fue encontrado después de una serie de pistas e investigaciones que incluyeron el arresto de Moody el 4 de mayo por un cargo de obstrucción de la justicia.

Los agentes hallaron sus restos sepultados al sur de Myrtle Beach y a menos de tres millas del lugar donde el principal sospechoso del caso se hospedaba en aquel entonces, pues también vacacionaba en el condado.

Los primeros reportes policiales indicaron que la joven fue estrangulada y asesinada el mismo día de su desaparición.

La mamá de la adolescente agradeció a los investigadores y añadió: "Esta es realmente la pesadilla de una madre. Estoy de luto por mi hermosa hija Brittanee como lo he estado durante 13 años. Pero hoy es agridulce. Estamos mucho más cerca del cierre y la paz que hemos estado esperando desesperadamente".

Brittanee era una estrella de fútbol de la escuela secundaria y había solicitado permiso a su mamá para ir a Myrtle Beach durante las vacaciones de primavera, pero su madre se negó.

Entonces, la joven le preguntó si podía ir a la casa de un amigo en Rochester, Nueva York, lo que su mamá aprobó.

Pero la adolescente y varios amigos se dirigieron luego a Myrtle Beach. Lo último que se supo de ella es que salió de la habitación de un amigo en el Blue Water Resort para caminar hasta el lugar donde se hospedaba. Cuando estaba a mitad de su recorrido desapareció.

Dawn Drexel se enteró de lo sucedido por el novio de su hija. “Él dijo: ‘Ella está en Myrtle Beach y no pueden encontrarla'", contó la mujer.

"Mi corazón simplemente se hundió. Pensé que ella estuvo aquí todo el tiempo y sentí en mi corazón que había tomado esta decisión que podría haberle costado la vida", afirmó la madre de la víctima con anterioridad al hallazgo del cadáver.

En 2016, un agente del FBI dijo que la adolescente desaparecida fue secuestrada, violada en grupo, asesinada a tiros y arrojada a un pantano infestado de caimanes.

Los funcionarios citaron información que obtuvieron de un recluso entrevistado durante la investigación.

Comentarios