*

Espectáculos

Portada  |  13 mayo 2022

El caso Johnny Depp tiene a la jueza al borde del colapso

Crece el interés por la posibilidad de que el actor de Piratas del Caribe gane la demanda por 50 millones de dólares que entabló contra Amber Heard.

Los siete jurados que tienen que resolver si Amber Heard trató falsamente de golpeador a Johnny Depp volverán a sentarse en sus bancas el 17 de mayo. El breve intervalo servirá para que los equipos de abogados reordenen su estrategia y para que la jueza Penney Azcárate descanse de las audiencias que la han llevado al borde del colapso.

En la última sesión se viralizaron unas fotos de la magistrada con los ojos entrecerrados, el cabello alborotado y una semi mueca , mirando sin ver su computadora. Es que las cuatro semanas del proceso que el protagonista de “Piratas del Caribe” le inició a su exesposa por difamación han sido de una gran intensidad y muchos de sus protagonistas están extenuados.

La jueza, por caso, tuvo trabajo extra desde el comienzo porque, en vista de la fama y popularidad del demandante, tuvo que adoptar medidas especiales para que los fans no avanzaran sobre el recinto tribunalicio. Muchos pretendían acampar en los jardines del edificio situado en Fairfax, Virginia, y ganarse un lugar en la sala para respaldar a su ídolo. Un grupo menor, es cierto, quería abuchearlo.

También ha tenido que estar pendiente de los pocos que consiguieron autorización para ingresar al lugar del juicio y después se negaron a cumplir las estrictas disposiciones sobre empleo de teléfonos celulares. Con los millones que hay en juego-Johnny exige un resarcimiento de 50 millones de dólares y Amber contragolpeó con un pedido de 100 millones-y el interés de los medios, una amiga de la actriz de Aquaman empezó a registrar uno de los testimonios. La vieron y la echaron.

Amber encadenó una derrota tras otra a lo largo de tres semanas y media hasta la audiencia en la que una perito psicóloga contratada por sus abogados manifestó que Depp la había penetrado con una botella rota. Ese día se produjo un quiebre y pudo anotarse su primera victoria. En medio, despidió a su equipo de relaciones públicas y contrató a uno nuevo, una medida que expertos independientes calificaron de desafortunada.

Todavía falta mucho para terminar el juicio. El equipo legal de Heard probablemente querrá interrogar a Depp sobre las grandes diferencias entre sus relatos y los de su ex con respecto a sus peleas, particularmente el incidente de 2015 en Australia en el que Depp perdió parte de un dedo (según él dice, por una botella de vodka que ella arrojó; y ella dice haber estado dormida cuando eso sucedió).

Depp, de 58 años, y Heard, de 35, comenzaron a salir en 2012 después de conocerse durante la filmación de “The Rum Diary” de 2011, basada en la novela homónima de Hunter S. Thompson. Ese mismo año, Depp se separó de Vanessa Paradis, su novia desde hace 14 años, con quien tiene dos hijos.

Hay un interés creciente en el proceso legal por la posibilidad de que prospere la demanda del actor, quien afirma que los rumores sobre su supuesta condición de golpeador son falsos y han perjudicado grandemente su carrera.

Comentarios