*

Deportes

Portada  |  17 mayo 2022

“Soy gay, no quiero mentir más”: por primera vez en 30 años un futbolista inglés hizo público que es homosexual

Jake Daniels tiene 17 años y juega en el Blackpool de la Segunda División. En 1990, Justin Fashanu había sido el primer y hasta ahora único caso del Reino Unido.

Jake Daniels se convirtió este lunes en el primer futbolista activo del Reino Unido y de Europa en hacer público que es homosexual. ​Se trata de un hecho poco frecuente: el único registro de un caso similar en Inglaterra se remonta a 1990. "No estaba listo y fue una lucha, pero soy gay, no quiero mentir más", admitió sin vueltas.

El jugador, que con 17 años firmó en febrero su primer contrato para el Blackpool, equipo que juega en la segunda división de Inglaterra (Championship), afirmó que "este era el momento adecuado para hacerlo" y agradeció el respaldo que recibió del club y también de sus compañeros.

"Durante mucho tiempo pensé que tendría que esconder la verdad porque quería ser, y de hecho ahora lo soy, futbolista profesional. Me preguntaba a mí mismo si no debería esperar a retirarme para salir del armario, porque ningún otro futbolista profesional lo dijo acá", reveló Daniels, en una entrevista realizada por la cadena Sky News.

"Sin embargo, sabía que eso significaba mentir durante mucho tiempo y no poder ser yo mismo, ni vivir la vida que quiero", explicó.

La noticia en Inglaterra llamó la atención. Pasaron más de 30 años de que un futbolista inglés contara abiertamente su homosexualidad.

En 1990, Justin Fashanu, futbolista del Norwich y del Manchester City, entre otros equipos, fue el que reveló en exclusiva al diario The Sun que era gay. Y lo hizo bajo presión ya que, según dijo, anticipó la noticia que se iba a publicar en otro matutino. 

Daniels afirmó este lunes que tras "haberlo pensando durante un largo tiempo" decidió que "quiere ser libre" y que la gente conozca su "yo real".

"Desde que se lo conté a mi familia, mi club y mis compañeros, el periodo de darle demasiadas vueltas y de estrés se evaporó. Estaba afectando a mi salud mental. Ahora simplemente me siento confiado y feliz de ser finalmente yo mismo", relató.

"Mis compañeros de equipo fueron un gran respaldo, todos me apoyaron. Me hicieron toneladas de preguntas, y estuvieron muy interesados; y su reacción fue fantástica. Es lo mejor que podría haber deseado", agregó el futbolista.

El jugador afirmó que la homosexualidad es todavía un "tabú" en los vestuarios profesionales. "Por supuesto, soy consciente de que habrá una reacción a esto y que en parte será homófoba, quizás en algún estadio o en las redes sociales. Pasé a ser un objetivo fácil", sostuvo.

"Lo veo de esta manera: yo estoy jugando al fútbol y ellos están gritando, pero ellos son los que pagan para verme y yo vivo mi vida y gano dinero gracias a eso. Así que pueden gritar cuanto quieran", cerró.

Comentarios