*

Portada  |  24 noviembre 2022

Preocupación en Brasil: Neymar sufrió un esguince y salió llorando

El delantero dejó la cancha en el minuto 79 y de inmediato le aplicaron hielo. Con la camiseta se cubrió la cara y luego se lo vio con los ojos llenos de lágrimas. Se espera ver el grado de la lesión.

Deportes

Faltaba poco más de diez minutos para el final del partido que Brasil le ganó a Serbia por 2 a 0 y Neymar miró al banco de suplentes y pidió el cambio por un dolor en su tobillo derecho. Una vez que fue reemplazado le aplicaron hielo en la zona con dolor, pero la escena que más preocupó fue cuando se vio al delantero del PSG llorando.

Hasta ese momento todo era una fiesta verdeamarela con el gran partido del equipo, que dominó de principio a fin a su rival europeo. El doblete de Richarlison, con una pirueta para sellar el triunfo, dejaba a todos felices hasta que la máxima figura del equipo de Tité salió de la cancha.

El equipo quedó en la primera ubicación del Grupo G, junto a Suiza, que por la mañana había vencido a Camerún. Justamente ese será el rival al que Brasil enfrentará el próximo lunes, pero por estas horas lo que reina es la preocupación en torno a la salud de su estrella. 

Una patada de Gudelj habría sido la causal de la lesión del 10. Poco después del final del encuentro se difundió un parte médico en el que se informó que el jugador sufrió un esguince y se espera que le realicen estudios para conocer la gravedad de la lesión. 

"Neymar tuvo un esguince de tobillo. No hubo tiempo de hacer un análisis más completo. Es importante esperar 24 horas. Hay que tener calma y paciencia. Es temprano para decir algo, hay que ver en las próximas horas", señaló Rodrigo Lasmar, médico del plantel de Brasil.

El gesto de Ney, tapándose la cara con la camiseta, con lágrimas en los ojos y siendo consolado por sus compañeros en el banco de suplentes mantienen en vilo a los brasileños a la espera del resultado de los análisis que definirán cuánto tiempo quedará fuera de las canchas.

Comentarios