*

Curiosidades

Portada  |  22 junio 2022

Ola polar: Cuatro tips para prevenir que los caños se dañen

El invierno llegó con todo y las bajas temperaturas suelen ser enemigas de las cañerías. En esta nota te contamos cómo evitar que se dañen y prevenir inconvenientes en el hogar.

La temporada de frío recién comienza y es mejor adoptar algunas medidas de prevención para evitar que los caños se congelen.

Todo tiene una explicación científica

Este fenómeno ocurre porque las moléculas de agua se dilatan en una medida que se enfrían y, cuando se congelan, se cristalizan en una forma hexagonal abierta, ocupando más espacio que cuando están en estado líquido, lo que genera la obstrucción.

Hay que evitar instalaciones externas de las paredes o colocar calentadores o fugas de calor de calefactores cerca de las cañerías más susceptibles. Foto: Freepik / Aguas Cordobesas.

¿Cuáles son las cañerías que corren mayor peligro?

Las tuberías que más están expuestas a la congelación son las exteriores o las interiores ubicadas en zonas de sótanos o garajes.

El problema ocurre cuando la acumulación de agua congelada ejerce presión sobre el líquido hacia la canilla cerrada, produciendo que se estalle el caño en el tramo que se encuentra entre medio. Además de los daños estructurales que esto genera, se pierden muchos litros valiosos de este recurso, que escaso.

Cuatro consejos para evitarlo:

  • Cierre de agua: bloquee la llave de paso ante el pronóstico de temperaturas bajo cero, sobre todo si no es necesario utilizar el servicio de agua o si la vivienda mejorará cerrada demasiado tiempo.
  • Controlar la temperatura ambiente del hogar: esta técnica evita picos puntuales de frío que pueden afectar las tuberías.
  • Colocar usar: recubrir las cañerías y grifos que se encuentran en el exterior con material usado, como gomas específicas, telas de fibra de vidrio o cinta adhesiva.
  • Diseño y refacciones en el hogar: evitar instalaciones externas de las paredes o colocar calentadores o fugas de calor de calefactores cerca de las cañerías más susceptibles. Otra opción es sustituir los tubos de aluminio por otros de material más resistente a las bajas temperaturas, como plástico o PVC, que, aunque pueden congelarse, es menos probable que estallen.

Se recomienda recubrir las cañerías y grifos que se encuentran en el exterior con material aislante. Foto: Pixabay / Aguas Cordobesas.

¿Qué hacer si se congelan?

1. Averiguar en qué tramo está el hielo: abrir de a una las canillas de la vivienda hasta detectar cuál no sale líquido.

Recomendamos sustituir los tubos de aluminio por otros de material más resistente a las bajas temperaturas, como plástico o PVC. Foto: Pixabay / Aguas Cordobesas.

2Darle calor directo al caño para descongelarlo: se puede utilizar un secador de pelo, calefactor de aire o hasta una lámpara de calor.

3. Si luego de unos minutos la vía continúa obstruida, puede que se haya reventado el tubo. En ese caso, se recomienda cerrar el paso y llamar a un plomero.

Si aún no lo hiciste, es un buen momento para acondicionar tu tubería y cuidar tu hogar y el agua que es esencial para la vida.

Seguinos en nuestras redes, mantenete informado y conoce mas consejos:

Facebook / Twitter / Instagram

 

Comentarios