*

Portada  |  19 octubre 2022

¿Cómo regar tus plantas en primavera?

Con la llegada de los días cálidos, la vegetación tiene otras necesidades de hidratación y cuidado. ¡Acá te contamos algunos tips!

Curiosidades

Durante la primavera, es un tanto difícil establecer una rutina de riego, sobre todo si nos toca una buena temporada de lluvias. En general, en esta época no hace un calor excesivo como para hidratar las plantas a diario, ni tampoco es tan lluvioso como para hacerlo una sola vez por semana.

Para resolver un poco estas dudas, te contamos a continuación cinco pasos para empezar a embellecer tu patio y tu parque para la temporada que se viene.

Paso 1: el pronóstico

Lo primero que hay que tener en cuenta es el pronóstico del tiempo y relacionarlo con las necesidades de agua de cada planta, para así garantizar que todas reciban la hidratación necesaria sin ahogarlas.

Paso 2: las raíces

Acto seguido, hay que revisar el tamaño y la cantidad de las raíces de las plantas. Si son muchas, probablemente no necesitarán mucha agua, porque pueden acumular mejor los nutrientes. Si son chicas o pocas, mejor regarlas más seguido.

Paso 3: el terreno

El terreno también es un factor muy importante a considerar. Si tiene mucho drenaje o desniveles, mejor aumentar la frecuencia del riego, porque el agua se filtrará más fácilmente.

Paso 4: la profundidad

Al regar las plantas en primavera, hay que procurar que el agua llegue a la profundidad. Si solo se aplica en la superficie, esta se evaporará antes de llegar a las raíces.

Paso 5: la hora

Durante estos meses, el mejor momento para hidratar las plantas es a primera hora de la mañana. El atardecer o la noche provocan que se forme moho y que se acumule más humedad. Además, la luz de sol potenciará que se lleven a cabo los procesos nutricionales y la fotosíntesis.

¡Que vuelva el verde!

Durante el invierno, las plantas no tienen trabajo interno o circulación de los líquidos que las mantienen vivas. Con el tiempo cálido, las especies empiezan a revivir, lo que hace de la primavera un buen momento para mover la tierra y agregar sustrato para ayudarlas en el proceso.

También es importante que, a nivel preventivo, se coloquen algunas especies repelentes de insectos, por ejemplo la ruda o algunas aromáticas como lavanda, orégano, romero, entre otras.

¡No te olvides de cuidar el agua! Es importante optimizar el riego para evitar el derroche de este recurso, que es vital para la supervivencia de todo el ecosistema y, a la vez, es escaso.

¿Te interesa conocer más sobre el agua? Ingresá a las redes sociales de Aguas Cordobesas: Facebook - Instagram - Twitter

Comentarios