*

Córdoba

Portada  |  23 junio 2022

Un arma secuestrada por la policía volvió a manos de la delincuencia

En lo que constituye un nuevo escándalo que pega de lleno en la institución policial, se supo que un arma de fuego desapareció de una comisaría y se la encontró en manos de delincuentes.

Un grupo de uniformados está acusado de haberse robado una pistola Browning calibre 6.35 milímetros secuestrada a la delincuencia.

Hay dos detalles que agravan el caso: primero, el arma estaba bajo custodia en la comisaría. Segundo, la pistola fue a parar otra vez a manos de la delincuencia.

 Lo que no está claro, y es uno de los puntos que se intenta aclarar, es saber si el arma, tras ser sacada de la comisaría, fue vendida o alquilada a los delincuentes.

No menos delicado es que no está claro cuántas veces se habría hecho esa actividad.

El escándalo detonó en la comisaría de Morteros, Departamental San Justo de la Policía provincial.

 Tres policías están imputados por hurto agravado, es decir robo. Además, están acusados por el supuesto delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

 El nuevo caso de policías sospechados de delincuentes llega en momentos de máximo descrédito de la fuerza que conduce la Comisaria Liliana Zárate.

 

 

 

 

Comentarios