*

Clima, Naturaleza y Medio ambiente

Portada  |  12 septiembre 2022

Las desoladoras imágenes de la sequía extrema en España

El país ibérico vive el cuarto año más seco desde que hay registros y el verano con las temperaturas más altas desde 1961.

La grave sequía que sufre el continente europeo está haciendo emerger valiosos y sorprendentes vestigios del pasado.

Este fenómeno está alcanzando su punto máximo en España, un país especialmente azotado por la sequía, a pesar de que tiene tradición en la lucha contra este problema.

El país con más pantanos de la Unión Europea –y el quinto del mundo– contempla cómo sus embalses se vacían y estructuras históricas salen a la superficie.

Después de la gran sequía que sufrió España en los años 1944 y 1946, el régimen del dictador Francisco Franco se puso manos a la obra en la construcción de embalses y pantanos.

Una fiebre que tuvo uno de sus puntos álgidos en la década de los años 60 del siglo pasado y duró hasta los estertores del régimen.

Fue en esos años 60 cuando muchos términos municipales se vieron anegados, sacrificados a las nuevas instalaciones.

Así pasó con el embalse de Valdecañas en el río Tajo, que devoró el dolmen de Guadalperal, conocido como el 'Stonehenge español', un monumento megalítico que se estima que data de entre finales del V y el III milenio a.C.

En las últimas semanas, ha podido volver a ser contemplado en todo su esplendor desde que fue ocultado por las aguas en 1963.

El que se considera que podría ser el yacimiento neolítico más grande de toda la Península Ibérica fue declarado en mayo, por el Consejo de Ministros, Bien de Interés Cultural (BIC), una figura que otorga el máximo grado de protección de la Ley de Patrimonio Histórico Español.

Comentarios