*

Actualidad

Portada  |  23 septiembre 2022

"La Razón de Vivir": denunciante dijo que "no tenían comida, agua ni asistencia médica"

La madre de un joven internado aseguró hoy que hay familias que defienden el lugar "porque no tienen dónde dejar a los chicos".

La madre de un joven que estuvo internado en un predio de "La Razón de Vivir" y denunciante en la causa abierta contra esa comunidad terapéutica, aseguró hoy que hay familias que defienden el lugar "porque no tienen dónde dejar a los chicos", pero aseguró que "era mentira que tenían 14 profesionales" en servicio y sostuvo que los jóvenes "no tenían comida, agua para bañarse, ni asistencia médica".

"Las familias no saben dónde llevar a los chicos, es entendible. Pero también tienen que darse cuenta de que los chicos no tienen que vivir en la situación que viven. Son chicos que están enfermos y necesitan una vida digna", dijo a radio Con Vos la mujer que se presentó como Marcela, pero cuyo nombre fue modificado para resguardar su identidad.

El centro "es todo una mentira", aseguró la mujer, que lo mencionó irónicamente en varias oportunidades como "la razón de morir".

"Decían que tenían 14 profesionales y era todo mentira. Todos se ponían títulos, el señor director decía que era contador y era una mentira", agregó en referencia a Néstor Zelaya, uno de los detenidos ayer junto al exconductor televisivo Marcelo 'Teto' Medina y otras 15 personas.

En cuanto a la situación en la que vivían los jóvenes en ese centro, la denunciante refirió que "no tenían comida, no tenían agua para bañarse, no tenían asistencia médica, no tenían asistencia psicológica".

Consultada sobre si vio un progreso en su hijo a lo largo de la internación, contestó: "Cero, nada".

"En un año lo vio dos veces al psicólogo. Era una psicóloga en ese momento", apuntó.

La justicia abrió una causa por presunta asociación ilícita y reducción a la servidumbre con fines de explotación laboral en la comunidad La razón de vivir, ubicada en las localidades de Berazategui y Florencio Varela, y en la localidad cordobesa de Punilla, que no contaba con habilitación.

"Los chicos dormían en el piso cuando yo pagaba 50 mil pesos por mes. Mi hijo dormía en el piso", agregó la mujer y aseguró que su hijo estuvo internado cuatro años en el lugar pero hoy se encuentra en la provincia de Chaco y "está muy bien".

Sobre la modalidad de pago, explicó: "Me hacían depositar dinero a un kiosco que Rubén Durán era el encargado. Resulta que depositaba, depositaba y nunca alcanzaba. Mi hijo no tenía ni un jabón para bañarse".

Sobre el sacerdote "Quique" a quien nombraron familiares de personas internadas en el lugar, sostuvo que "es una persona de bien" y que "muchos chicos no se murieron gracias a él".

A modo de corolario, pidió a las autoridades "que por favor tomen cartas en el asunto. A las familias las entiendo. No les crean todo lo que les dicen los señores directivos por eso hay 17 detenidos. Que realmente se haga justicia".

"Si ellos no tienen nada que ver que lo demuestre la justicia. Esto viene de hace años", acotó. (Télam)

Comentarios